Imagina que comienzas a crear una historia sobre un grupo de agentes secretos que ayudan al Imperio Británico, pero, ¿qué pasaría si llega Alan Moore junto con Kevin O’Neil para convertir todo en una historieta de ciencia ficción?

America’s Best Comics nos presenta por primera vez La Liga Extraordinaria (The League of Extraordinary Gentlemen) en 1999, una de las primeras miniseries que mezclan un estilo steampunk en su estructura.

Para los que no lo conozcan, el steampunk es subgénero literario que se desprende de la ciencia ficción, caracterizado por la tecnología a vapor y por ser ubicada en la Inglaterra Victoriana.

Nuestro querido Alan nos narra las aventuras y peripecias que un grupo de agentes secretos, que van viajando a través del tiempo, mientras luchan contra enemigos igual de increíbles que ellos.

league-extraordinary

La Liga Extraordinaria

La serie está llena de detalles y pequeños guiños, que pueden abarcar desde una simple viñeta a toda una historia que nos muestran parte de ese universo steampunk propio que se nutre, sobre todo, de la literatura, pero también de cuentos infantiles, películas y obras de arte; conforme avanzamos en la historia vamos conociendo poco a poco a cada personaje y descubrimos que cada uno de ellos es parte de una gran obra literaria.

Si bien tiene varias versiones, especialmente La Liga Extraordinaria: el Dossier Negro, donde dos de nuestros personajes protagónicos deben encontrar respuestas en un libro que ha sido enterrado en su antiguo cuartel, mientras van descubriendo claves a través de los saltos que hacen en el tiempo, la esencia de la historia termina centrándose en cómo logran adaptar los personajes literarios que conocemos como grandes clásicos en algo más “super” o “villano”.

 

Por ejemplo, ¿quién se imaginaría a Mary Poppins luchando para derrotar al Anticristo?… ¡Wow!

Estos chicos vaya que le metieron duro a la imaginación para poder compaginar tales personajes con situaciones tan fuera de lo común, tan… ¡Mary Poppins luchando contra el Anticristo! Creo que no le gana a ninguna otra historia que haya leído, hasta ahora.

Algo que hace aún más extraordinaria esta historia es la magia ilustrativa que nos regalan, pues realmente es maravilloso ver esa manera de plasmar cada una de las historias y cómo cada personaje tiene su “algo de especial” que lo hace memorable. Sin duda es una de esas historias que debemos tener en nuestras filas lectoras.

Imágenes: comicvine

Mrs. Van Wilde

Mrs. Van Wilde

Diseñadora gráfica y escritora de día, superhéroe no certificada de noche. Amante de libros y su fiel mascota.