El tema de esta semana, la verdad, sí me fue muy complicado elegirlo, pues la señorita Inspiración no se dignaba a visitarme, así que me puse a pensar ¿qué podría ofrecer a los lectores en esta ocasión?

La respuesta llegó de una manera inesperada, por no decir “sentimental”. Hace poco más de un mes perdí a una fiel mascota que nos acompañó a mi familia y a mí alrededor de 12 años. Pocas semanas después de este lamentable suceso, me topé con el manga de un solo tomo: Hoshi Mamoru Inu (El perro guardián de las estrellas, título en español) de Takashi Murakami.

autor

Takashi Murakami

Este manga fue muy premiado en los años que salió al público (2009-2010), se le considera una historia en la cual las emociones están a flor de piel, sobre todo si tienes alguna mascota.

Lo que más me gustó fue que el autor creara su historia desde la perspectiva canina, es decir, el perrito relata cómo fue que llegó a una familia o quién se hacía cargo de él; también habla sobre algunas situaciones que le pasaban a los humanos que lo tenían a su cuidado y cómo éstos cambiaban su comportamiento al pasar los años.

La verdad, fue hasta que encontré este manga que me pregunté ¿cómo nos ven nuestras mascotas? Inmediatamente me puse a reflexionar en cómo las tratamos, si estamos al pendiente de ellas o si las consideramos como parte de nuestra familia; pues ellas estan en las buenas y en las malas con nosotros.

No me haré el chico fuerte, debo admitir que sí recordé en varias viñetas a la que fuera mi fiel compañera. La historia está tan bien contada que cuando llegas al final quedas con la sensación de que no pudo ser diferente, que es el final perfecto.

Sé que no acostumbro este tipo de posts pero, ¿por qué no hablar de algo diferente? Aunque la última palabra la tienen ustedes, queridos lectores. Si alguna ocasión tienen oportunidad de leer este manga, se los recomiendo, tal vez comencemos a ver de manera diferente a nuestras mascotas.

¡Hasta la próxima!

Imágenes: cultismconcept

Lord Crow

Lord Crow

Desarrollador web de profesión pero escritor por pasión. Amante de libros de suspenso, los cómics, la ciencia ficción y los videojuegos. Algunas veces observa el mundo desde el rincón de su habitación.