Pancho y Ramona. Los nombres no te dicen nada, pero añade una tira cómica en un periódico en domingo por la mañana. ¿Aún no? Pequeños padawans, hoy tendrán el privilegio de conocer a mi favorito de favoritos: Educando a Papá (Bringing Up Father).

Creada en 1913 por el increíble George McManus, quien desde pequeño demostró grandes poderes comiqueros (fun fact: su primer trabajo lo ganó haciendo un dibujo de un compañero de clase, vaya castigo), su creatividad, espontaneidad y facilidad de crear historias lo llevaron hasta The New York American (1912). A la muerte de McManus (1954), Vernon Greene y más tarde Hal “Camp” Campagna tomaron la dirección de este cómic para poder llegar a estar por más de 80 años en publicación ininterrumpida.

George McManus

George McManus

La trama se centra en una familia de inmigrantes irlandeses, Pancho y Ramona junto con sus hijos Maggie y Sony, quienes llegan a Estados Unidos después de haber ganado un millón de dólares a causa de un sorteo. Siendo los nuevos ricos del barrio, Ramona tiene como misión encajar a toda costa en su nueva vida, aún y con Pancho queriendo volver a su vida de barrio; visitar a la pandilla mientras disfrutan de un trago en la taberna. Esta pareja totalmente dispareja logra ver cómo hasta en las situaciones más inconvenientes siempre están el uno para el otro. Incluso si sólo sea para reírse del otro. Lo sé, esa mezcla de ironía y risa de la buena es exquisita.

La tira llegó a muchos países, entre ellos México, donde se publicó por primera vez en el semanario “jueves de Excelsior”, para posteriormente pasar a ser parte del suplemento dominical de cómics.

Bringing Up Father

Vivencia a vivencia, el único objetivo es…como el nombre lo dice, educar a papá a entrar a esa nueva vida, y poder socializar sin dejar en ridículo a más de una persona. A pesar de que la tira siempre centra las cosas en hacerlo cómico, como toda buena historia lleva un mensaje subliminal: nuestro George describía cómo los inmigrantes en aquellas épocas debían luchar para poder llegar a ser aceptados por los americanos, pues en el caso de Pancho, llega como alguien de primera generación, sin embargo, la suerte no les favorecía igual a quienes llegaban de clases medias o bajas.

Puedo atreverme a decir que la tira cómica fue una manera de levantar la voz por aquellos que no eran escuchados, pues hizo llegar a los lectores ese sentimiento de integración que incluso hoy en día muchos lugares siguen sin conocer, dar la mano a los nuevos residentes y no, como la tira lo ponía en ocasiones, hacerles aún más complicado la entrada a esta nueva vida. Nos deja una moraleja a final de cuentas, sobre nuestra manera de dar la mano a nuestro igual.

Si bien, George McManus tuvo más historias, ninguna pudo llegar a la altura de lo que Educando a Papá sigue siendo hoy en día.

Imágenes: Karen Green, Life Magazine

Mrs. Van Wilde

Mrs. Van Wilde

Diseñadora gráfica y escritora de día, superhéroe no certificada de noche. Amante de libros y su fiel mascota.