¡Saludos, terrícolas!

Después de navegar a través del espacio durante un tiempo, hoy vengo a contar sobre un anime que me pareció excelente, ya que tiene un contenido de ciencia ficción, tecnología y, podría decirse, evolución del ser humano; hablo de: Knights of Sidonia.

Como otros animes, la historia comenzó como un manga; fue escrito e ilustrado por Tsutomu Nihei y el anime fue estrenado en 2014 contando con 12 capítulos, en un principio, y llegando a un total de 24 actualmente. Fuera de Japón la serie llegó como exclusiva de Netflix.

Los eventos del anime se desarrollan después de que monstruos alienígenas a los que llamaron Gaunas, atacaran y destruyeran el planeta Tierra; algunas naves adheridas a restos de la Tierra salieron al espacio huyendo de la destrucción y de los gaunas, una de ellas es Sidonia.

Gauna

Gauna

Constantemente atacada por gaunas, Sidonia para defenderse utiliza una armada de pilotos entrenados para tripular Gardes, que son robots humanoides tripulados que toman toda su energía de las partículas Higgs.

Gardes

Garde

Los pilotos encargados de derrotar a los gaunas y proteger de esta forma a Sidonia son llamados Guardianes, utilizan lanzas con punta del único material capaz de penetrar la defensa de los gaunas.

Es aquí donde entra el protagonista, Nagate Tanikaze, un joven que fue entrenado por su abuelo en el manejo de los Gardes, quien debido a su pasado se convertirá en una pieza fundamental de la armada de Guardianes.

Nagate, al pasar toda su vida alejado de la civilización, se incorpora en ella y es cuando comienza a sufrir los cambios a los que no está acostumbrado, por ejemplo: el cómo reaccionan los demás guardianes, luego de que se le se asigne el Garde del héroe muerto de Sidonia.

Knights of Sidonia por un momento me recordó a las historias de Isaac Asimov sobre viajes espaciales, y cómo sería una sociedad que ya tiene varias generaciones viviendo como viajeros del espacio, donde el uso de la biotecnología para el uso común se realiza sin ningun tipo de problema moral; desde que algunos personajes utilizan fotosíntesis, hasta extender la vida de las personas, o la clonación.

Knights of Sidonia tiene de todo: los Gardes para los amantes de los mechas o robots tripulados; no hay personajes que realmente tengan su vida asegurada, a excepción de Nagate; monstruos alienígenas gigantes, clonación, viajes espaciales, además de una historia muy envolvente.

No les quisiera contar más detalles para evitar spoilers innecesarios, sólo les diré que es una serie que no se pueden perder.

Aplausos

Dr. Urielable

Dr. Urielable

Programador, geek, bicicletero, lector, corredor, entusiasta del conocimiento, el chico guapo de la oficina. Me niego a quedarme estático.