¡Hola otra vez, mundo!

Hace tiempo que no me pasaba por aquí para hablarles de una novela gráfica porque había estado ocupada leyendo y leyendo para traerles nuevas recomendaciones…ok, en realidad estaba ocupada trabajando arduamente (no tanto) y por eso no había tenido tiempo de contarles de mi lectura gráfica más reciente. Esta vez les hablaré del Mago de Oz, que (creo) todos conocemos desde nuestra infancia.

El Mago de Oz es una historia que desde que puedo recordarlo me ha acompañado a lo largo de los años a través de películas, obras de teatro, caricaturas, etc. y en cada una de sus representaciones siempre me gusta, entonces imaginen mi emoción al darme cuenta que ¡Marvel publicó una novela gráfica!

Para quienes no conozcan de qué trata esta historia (lo cual me sorprendería) les platico en breve. Dorothy es una niña que vive en Kansas con sus tíos, pero un día llega un tornado que la lleva a ella y a su perrito Toto hasta el extraño mundo de Oz, donde la casa de Dorothy aterriza sobre la malvada bruja del Oeste y la mata. Dorothy está asustada y lo único que quiere es encontrar el camino de regreso a casa pero como nadie sabe dónde está Kansas no le pueden indicar cómo regresar. Emprende un viaje para visitar al magnífico Oz, que según le dijeron es el mejor mago del mundo y quizá él pueda decirle cómo regresar a su hogar. A lo largo del camino Dorothy conoce a un espantapájaros sin cerebro, un león cobarde y un hombre de hojalata sin corazón, y juntos emprenden el viaje a ciudad Esmeralda para hablar con el gran mago.

Personajes del Mago de Oz

Hombre de hojalata, León, Espantapájaros y, al frente, Dorothy

Me encantó de principio a fin, empezando por el arte que es un elemento importante en las novelas gráficas. Los dibujos son sencillos pero muy bonitos, son como ‘sketchs’ pero con color y creo que cada uno de los trazos refleja las características más importantes de cada personaje. De hecho al final del libro viene un apartado donde explican la realización de cada personaje y el proceso que siguieron hasta llegar a la versión final.

La historia es totalmente infantil pero no por eso es exclusiva para los pequeños, en mi opinión cualquier adulto con alma de niño lo disfrutará también. Las anécdotas de cada personaje son simpáticas y en el fondo tienen una reflexión más allá de lo que se lee a simple vista.

La recomendaría para cualquier persona que quisiera recordar su infancia y disfrutar de una historia simpática para relajar la mente y llenar el corazón un rato. En verdad yo la disfruté como niña y cuando llegó a su fin quería que hubiera más, la buena noticia es que ¡sí hay más! Resulta que de tanta emoción casi me caigo de la silla (a veces exagero), bueno, el punto es que sí hay una continuación de las aventuras en la tierra de Oz, no sé exactamente de qué trate la siguiente historia pero pareciera que Marvel publicará todas las historias que se escribieron del Mago de Oz, lo cual me haría aún más feliz.

Así que si mi reseña les despertó la curiosidad por leer esta bonita novela gráfica, pues no busquen más, en la tienda de Comicgram puedes adquirir El maravilloso mago de Oz y también podrás encontrar  la segunda entrega titulada La Maravillosa Tierra de Oz.

Famine

Famine

Comunicóloga, pianista en proceso y amante de los libros, lo que me llevó a ser Blogger. Me he adentrado en el mundo de las novelas gráficas y me he perdido en él.