Tenía algún tiempo de no hablar sobre algún cómic Hecho en México, la verdad a veces es difícil elegir uno habiendo tantos trabajos muy buenos y de mucha calidad, pero prometo que poco a poco iré publicando algunos de ellos. Hoy tocó el turno a Soldado Peluche.

La primera impresión que nos da el nombre tal vez sea de incredulidad, pero les aseguro que es una historia muy interesante. Es un cómic que bien podría ser cuento, pues nos deja moralejas y reflexiones en cada capítulo.

Está dedicado a las hijas de Horacio Saldaña, quien junto a Rossy Zapata y Vinnie Cooper crearon esta historia llena de magia. Es la manera en cómo un padre quiere dejar enseñanzas a sus hijos por medio de lo que mejor sabe hacer: crear cómics.

Bien, nuestra aventura comienza describiéndonos a los protagonistas de una guerra entre el bien y el mal: los Guardianes, que actúan protegiendo a los niños de los monstruos que se esconden bajo la cama y de pesadillas; mientras que los Nocters son quienes se alimentan de los sueños e inocencia de los niños para hacerse más fuertes, en otras palabras, evolucionar y dejar sólo miedo en los pequeños.

La historia se centra en una familia, en la que una niña, la integrante más pequeña, comienza a tener pesadillas, pues fue atacada por uno de esos insectos que se alimentan de sus sueños. Pero ella no está sola, mientras duerme, un pequeño ejército de Guardianes en forma de muñecos de Peluche cobra vida para protegerla.

También nos presentan a los padres de la pequeña, quienes son muy opuestos y, sin embargo, se complementan. El padre ha sido absorbido por la carga de trabajo que tiene, mientras que la madre se muestra más comprensiva con la niña. Nunca falta la situación en la que, por estar bajo estrés, el padre regaña de mala manera a la menor, algo que no estaba acostumbrado a hacer.

Otro de los personajes principales de la historia es Elvis, el nuevo Guardián, y quien no entiende cuál es su función ni por qué se encuentra en esta situación. Mientras es instruido por el más sabio de los Guardianes, son emboscados por un Nocter y se libra una feroz pelea.

Con el paso del tiempo, y poco a poco, van mejorando las cosas en la familia de la pequeña, el papá comienza a cambiar su forma de dividir el tiempo entre el trabajo y su familia. El pequeño Elvis trabaja arduamente para convertirse en un Guardián de alto nivel.

Pero la batalla contra el Nocter no ha terminado y el duelo final se llevará a cabo en “La fuente de los Sueños”, donde Elvis conoce a La Doncella Cósmica, también conocida como Dama Astrea.

No pretendo contarles toda la historia, pues perderían todo interés en leerla y no se trata de eso.

Entre las cosas que me dejaron pensando son: ¿Es justificado que los padres se la pasen trabajando y dejen pasar momentos que para los pequeños son muy valiosos? ¿Un adulto debe avergonzarse por tener juguetes y jugar como si fuera un niño? Y, por último, algunas veces podremos estar confundidos y no saber de qué somos capaces hasta que alguien nos guía mientras confiamos en nosotros mismos.

Ya para despedirme, a pesar de ser una historia corta, tiene gran cantidad de magia y fantasía que alegrará al niño que llevamos dentro. Espero le den una oportunidad a esta historia, descubran sus reflexiones y nos compartan sus comentarios u opiniones.

¡Hasta la próxima!

Lord Crow

Lord Crow

Desarrollador web de profesión pero escritor por pasión. Amante de libros de suspenso, los cómics, la ciencia ficción y los videojuegos. Algunas veces observa el mundo desde el rincón de su habitación.