La novela gráfica de la que voy a hablar fue la que atrapó mi atención y me convenció de darle una oportunidad a este mundo literario-artístico, principalmente porque la sinopsis decía que trataba de la vida de un escritor y, puesto que soy lectora compulsiva, creí que sería algo interesante.

portadaPrimero les platico un poco acerca de la trama, que como les comenté, es sobre la vida del escritor Brás de Oliva Domingos, quien se dedica a escribir esquelas y aspira a un día convertirse en un gran escritor como su padre.

En cada capítulo del libro se narra un momento significativo de la vida de Brás, desde que era pequeño hasta el día en que conoce al amor de su vida, pero no lleva un orden cronológico, sino que se presentan de una manera aleatoria. Cada uno de los momentos de la vida de Brás es como si fuera un recuerdo, casi como si se estuviera viendo un albúm de fotos de su vida, y claro, se siente la nostalgia del momento al igual que la sentimos cuando vemos viejas fotos de nuestros momentos importantes.

Básicamente eso es la trama de la historia, y no soy más específica porque creo que correría el riesgo de spoilear o tal vez quitarle el mucho o poco encanto que pueda tener esta novela gráfica.

Antes que nada quiero aclarar que soy fiel creyente de que para cada libro existe un lector que encontrará fascinante la historia, y algunas veces los libros caen en nuestras manos por error y no somos sus lectores meta. Así expresaré mi opinión, pero aún creo que puede haber alguien que aprecie los detalles que yo no encontré en esta historia.

Para empezar, desde el punto visual no me atrajo para nada, los dibujos son un poco toscos o burdos, no cuentan con muchos detalles ni nada que los haga “amigables” al ojo humano, y pues ese detalle es algo importante cuando estás leyendo una novela gráfica.

portadas

Las diferentes portadas de Daytripper

Pero a pesar de mi poca atracción hacia el arte de esta novela, decidí continuar suponiendo que la historia podría atraer mi interés, pero nuevamente me vi decepcionada. Yo esperaba una historia profunda, que me hiciera reflexionar mucho acerca de la vida y lo que estoy haciendo para aprovecharla; tal vez también me pondría a reflexionar acerca de la relación con mi papá, puesto que Brás tiene ciertos conflictos con el suyo y después se entera de que ha dejado este mundo, pero no, nada de esto ocurrió.

Creo que los autores no lograron transmitir de manera correcta los sentimientos de nostalgia, tristeza, confusión o desesperación de Brás, y el hecho de que cada capítulo fuera un momento diferente de su vida pero de una manera desordenada, me confundió un poco, y más por el hecho de que prácticamente todos los momentos terminan de la misma manera, como esquelas.

Al final no entendí cual era ese “mensaje de vida” que estaban tratando de transmitir los autores. Platicando con un amigo que ya lo había leído, me comentó lo contrario a lo que les estoy diciendo hoy. Él cree que la trama es muy buena y llegó a identificarse con algunas partes de la historia, lo cual a mi me hizo sentir que no tenía corazón, porque cualquier comentario encontrado en internet era algo parecido a la opinión de mi amigo.

Esperé mucho tiempo para leer esta novela y tal vez por eso mis expectativas fueron tan altas y me excedí un poco, pero sinceramente ésta no la recomendaría a nadie que me preguntara. Sin embargo, creo que si tienes curiosidad de leerla, lo mejor es que le des una oportunidad y no te dejes llevar por ningún comentario leído o escuchado en ninguna parte. Mi conclusión acerca de la novela es que depende de la persona y del momento de su vida en el que la lea, será la reacción que tendrá ante ésta.

Si ya la leyeron me encantaría escuchar su opinión al respecto. ¿Les gustó o no la recomendarían?

 

Imágenes: vertigocomicsbraziliangraphicdesigngoodreads

Famine

Famine

Comunicóloga, pianista en proceso y amante de los libros, lo que me llevó a ser Blogger. Me he adentrado en el mundo de las novelas gráficas y me he perdido en él.