La muerte, la oscuridad y la soledad, son los elementos en los que Playdead se basa para crear sus majestuosos juegos; este estudio, proveniente de Dinamarca, nos está ofreciendo historias con una modalidad de juego muy creativo y desafiante.

Durante la E3 2014 Playdead mostró su nuevo proyecto, Inside, todos lo llamaban el sucesor de Limbo, sólo que ahora con colores. En palabras del estudio: “Inside tiene similitudes con Limbo pero es más loco, más raro y en 3D”, eso generó muchas expectativas. Fue hasta el año 2016, otra vez durante la E3, donde Playdead dio a conocer un nuevo tráiler de Inside, donde confirmaba su fecha de salida (que sería tres semanas después) primero para Xbox One y luego para  PC.

Para la llegada de dicho juego me tuve que preparar, por lo que volví a jugar Limbo pero en PC, ya que desgraciadamente mi Xbox 360 se descompuso. Por suerte Xbox y Steam lo ofrecieron gratis en la misma semana de la E3.

Mencionaré rápidamente, para quienes no están relacionados con el tema, que Limbo fue un juego novedoso por sus “puzzles”, la aplicación de la física en cada desafío fue lo que maravilló a todos. Lo que más gustó fue su historia extraña y la estética oscura en 2D (dominaban el negro y blanco), gracias a esto se convirtió en la sensación del año 2010.

Inside es un juego de terror psicológico que inmediatamente te introduce con el protagonista, un niño que al parecer está escapado de una asociación que realiza experimentos crueles y perturbadores con personas. Irás avanzando para no ser atrapado, pero encontrarás muchas amenazas durante el camino.

En sí, su historia no es bien explicada ya que todo lo deja a la interpretación del jugador, no hay diálogos, todos los elementos para poder entender el juego se observan en segundo plano durante cada capítulo. Por ejemplo, desde gente con máscaras, opresión y hasta tecnología de control mental te ayudarán a entender la trama. Pasarás del bosque a la granja, después a la ciudad y terminarás en los laboratorios donde descubrirás un horrible secreto.

El sistema de juego es similar a Limbo: sólo puedes moverte, saltar, desplazar cosas o interactuar. Lo que noté diferente es su diseño de niveles, llegaron a ser más difíciles y entretenidos. En algunos debes pensar demasiado en una solución y cuando lo logras te sientes orgulloso; en especial los puzzles en el agua, pues ahora puedes nadar y manejar un submarino.

Sus gráficos son sencillos aún siendo en 3D, pero están muy bien texturizados; llegan a ser muy fluidos y su paleta de colores oscuros transmite el ambiente que el juego necesita. El movimiento y el reflejo del agua, y el resplandor del sol son detalles muy buenos. Los gráficos son tridimensionales, pero solo muestra ¾ de perspectiva.

Inside - submarino

Algo que caracteriza a los juegos de Playdead es la forma tan cruel en la que puede morir el personaje principal; en el caso de Inside puedes morir: descuartizado por una jauría, ahogado en el agua, tus huesos crujirán al caer de una gran altura, hecho pedazos por una onda expansiva o ser aplastado por barriles. Cada que esto ocurría me sentía incómodo, a veces aterrado y sorprendido, tanto así que en la siguiente oportunidad tomaba las precauciones necesarias para evitarlo.

Al parecer, lo que Playdead nos quiere transmitir es que hay errores que pueden causar la muerte. Quiere que observes cuales son las consecuencias por cometer estos desaciertos.

El sonido es muy bueno. Los sonidos de fondo nos advierten sobre algún peligro, el sonido de los pasos es limpio, cuando un objeto cae se escucha a la perfección y la respiración agitada de nuestro personaje nos indica que no la está pasando nada bien. Se puede decir que eso compensa la ausencia de diálogos. En cuanto a la música, también es buena, aún y cuando el juego no esté totalmente musicalizado. Recomiendo jugarlo con audífonos para percibir mejor este detalle.

El final es extraño, la verdad no esperaba una conclusión así; la de Limbo de alguna u otra forma me dejó satisfecho, pero con Inside me quedaron dudas y ganas de más. En los últimos capítulos empiezas a observar cómo terminará y hay momentos en que dices “¿¡Qué!?”, pero quedan con cabos sueltos. Existe un final alternativo, el cual desbloqueas al desactivar varios artefactos escondidos en diferentes niveles, pero resuelve una duda importante.

Disfruté mucho Inside, aún siendo un juego de cuatro horas de duración (contando ya los secretos), porque te genera miedo, horror, suspenso, desesperación y frustración. En ocasiones provocó que mi corazón latiera aceleradamente por miedo a morir en las garras de los perros o de una criatura en el agua, o suspenso por las persecuciones al principio del juego. Cuando una obra fue hecha para generar esos sentimientos significa está muy bien realizada, esto aplica mucho en la literatura, en el cine, en las artes plásticas y también en los videojuegos.

He leído varias reseñas sobre este juego y la mayoría de ellas lo colocan con posibilidades de ganar la categoría “Juego del año”, y estoy de acuerdo, ya que el juego lo vi sólido, estructurado y con gran creatividad en la creación de niveles. Lo recomendaría mucho a las personas amantes de este género. Espero que Playdead siga por este camino y lo veamos desarrollando más este tipo de obras, ya que son necesarias en la industria de los videojuegos.

 

Imágenes: news.xboxshortpause

BlueCobos

BlueCobos

Amante de los videojuegos, cine, anime y muchas más, exigente con la vida y conmigo mismo. Futuro periodista y critico.