Continuando con el tema de Image Comics que mi compañero Mr. Mostacho comenzó en su anterior publicación, les traigo la recomendación de una historia creada por Warren Ellis e ilustrada por Ben Templesmith, la cual se publicó durante 3 años (2005 – 2008) y que fue nominada a 2 Premios Eisner, en las categorías Mejor Serie Nueva y Mejor Serie Continua.

“Trabajar para Image significa que no hay dinero por adelantado, lo que sea que ganemos lo ganamos hasta el final, por lo que nuestra paga está relacionada directamente con las ventas.”

– Warren Ellis

Esta historia, un tanto oscura, nos presenta las vivencias del detective Richard Fell, quien es bueno para leer a las personas y sacar conclusiones al respecto. Fue transferido a la ciudad Snowtown, en la cual la corrupción y la ineficiencia de las autoridades han creado el paraíso perfecto para los delincuentes; la razón de este cambio no se explica, salvo unos cuantos recuerdos que nos presentan con el pasar de los casos a los que se enfrenta. Cabe mencionar que para crear algunos casos con los que debe lidiar el detective Fell, Warren Ellis se basó en ciertos hechos reales.

Marca de la ciudad

Richard Fell y la marca de la ciudad

Durante sus primeros días en su nuevo “hogar” le sugieren que se haga la marca de la ciudad, así evitará ser devorado por ella. Al principio no cree en dicha superstición, pero Mayko le hace la marca en el cuello al estar bajo los efectos del alcohol y los calmantes que consume.

Ok, en este momento debes estarte preguntando “¿Quién es Mayko?”. Pues bien, ella es la propietaria del bar Idiot’s y es con quien Fell desahoga su sentir después de un día de trabajo, en otras palabras, se convierte en la pareja sentimental de él aunque de una manera no tan convencional.

Después de este pequeño paréntesis continuemos. Cada capítulo de este cómic es un caso que resuelve Fell, siempre poniendo el ejemplo a las autoridades y a sus compañeros. Él se toma muy en serio su trabajo y hace todo lo posible por no convertirse en un detective o servidor público indiferente como las personas que lo rodean. Claro que Fell no siempre es el policía bueno, también usa métodos que están fuera de la ley o que están permitidos en Snowtown.

Poco a poco se va convenciendo de que el haber sido marcado con la señal de la ciudad le da cierto grado de inmunidad ante los hechos con los que tiene que lidiar.

Sin embargo, hay un caso que no concluye de la mejor manera, y demuestra que el ser demasiado detallista en sus investigaciones no siempre es bueno. Fell estaba interrogando a un sospechoso de homicidio en presencia del abogado de éste, pero al revelar toda la información con que contaba le da la ventaja al abogado del criminal para solicitar una condena menor, y en lugar de enviarlo a la pena de muerte sólo logra que lo encarcelen por un tiempo.

Feral City

Al estar leyendo esta historia hice muchas analogías con la situación política y social de México, pues las autoridades en Snowtown no hacen su trabajo como debe ser porque para ellos la ciudad es de lo peor y nunca va a mejorar, los ciudadanos no creen en las autoridades porque nunca han hecho realmente su trabajo. Estas situaciones crearon desconfianza en todos lados, la economía es muy mala y las noches son demasiado inseguras. ¿Ahora entienden por qué me recordó a nuestro país?

Pero también nos habla de esperanza, de que si cambiamos nuestra forma de pensar y actuar poco a poco iremos cambiando nuestro entorno, nunca darnos por vencidos y hacer nuestro trabajo al 100% siempre, sin importar si es algo importante o no.

En cuanto al arte y colorido de esta historia, casi todo se nos presenta en colores oscuros y con diseño de algunos personajes un tanto grotesco, pero todo esto crea el ambiente perfecto para representar lo peor de lo peor que es Snowtown. Algunas situaciones son un tanto crudas, sobre todo al presentar algunos cadáveres, pero todo es de un nivel soportable, sin entrar al género Gore.

Durante algunos capítulos, Fell se topará con una monja que posee una máscara de Nixon (el expresidente de Estados Unidos y uno de los más corruptos) interactuando como el alma pútrida de Snowtown, y vaya que representa muy bien su papel porque su diseño no es muy agradable a la vista je, je, je.

Si son amantes de las historias de policiacas y de detectives les recomiendo ampliamente esta historia. Por si lo quieren conseguir, en nuestro país se publicó un compilado de los primeros 8 números de esta historia (hasta el momento son 9) y la cual estuvo a cargo de Editorial Kamite con un precio al público de $165.00.

Espero se den una oportunidad de leer este cómic y nos compartan lo que les gustó, lo que no o su opinión respecto a Richard Fell y su manera de ver las cosas. Y recuerden:

Todos ocultan algo

“Todos ocultan algo… incluso nosotros mismos.”

 

Imágenes: amino, serializados, goodcomics

 

Lord Crow

Lord Crow

Desarrollador web de profesión pero escritor por pasión. Amante de libros de suspenso, los cómics, la ciencia ficción y los videojuegos. Algunas veces observa el mundo desde el rincón de su habitación.