Este título lo jugué hace varios meses, pero desde que vi que fue nominado en los Videogames Award, fue motivo suficiente para hablar de él.

Firewatch es lo que conocemos como un walking simulator y fue creado por el estudio independiente Campo Santo, siendo su primer juego. Salió a la venta en febrero 9 para computadoras y PS4, y meses más tarde salió para Xbox One. El juego recibió muy buenas críticas, lo que le valió ser catalogado como uno de los mejores juegos Indies del 2016.

Firewatch nos ubica en el año de 1989 cuando nuestro protagonista, Henry, va camino a iniciar su jornada como guardabosques en el Bosque Shoshone, ubicado en el estado Wyoming, Estados Unidos. También nos muestran el pasado de Henry y la razón por la cual decidió aceptar ese trabajo (tienes la oportunidad de elegir los diálogos), pero de cualquier manera termina siendo una historia muy triste e impactante.

Cuando te adentras al juego y llegas a la torre de vigilancia donde se instalará y vivirá Henry para cuidar el bosque, conoces Delilah, tu compañera de trabajo, pero solo tendrás contacto con ella por medio de un walkie-talkie, debido a que ella está instalada al otro extremo del bosque. Delilah será tu gran compañía y ayuda para el duro trabajo que es el ser guardabosque.

El juego transcurre por días, pero no presenciamos todos, solo las más importantes. Conforme pasen, descubrirás que hay algo raro en el bosque y debes resolver el misterio.

La dinámica del juego es buena, principalmente cuando te pide que debes ir a un lugar, no te ponen una flecha ayudándote por donde caminar, te dan un mapa y una brújula, a la vieja escuela. Esto hace que te sientas como niño explorador y eso me entretuvo mucho. Cuando llegas a unas cajas de emergencia instaladas en diferentes partes del bosque, podrás actualizar tu mapa para marcar más lugares, además de obtener objetos que te ayudarán en tu labor diaria.

Mapa y brújula

Los gráficos del juego son muy creativos, caricaturescos y detallados, como ejemplo podemos mencionar: los árboles, plantas, animales, agua y objetos. Los colores pastel dominan al juego, en el día vemos amarillo, en la tarde vemos naranja y en la noche vemos azul. En cuestión del diseño, fue creado por Olly Moss -también es uno de los directores del juego-, quien es un artista inglés que es famoso por sus pósters que dan tributo a películas, series y videojuegos, si no lo conocen, tal vez han visto su arte en alguna parte del internet sin saberlo. Un ejemplo más concreto, el diseño de la portada de Resistance 3.

El sonido es muy gratificante, todos los efectos sonoros que decoran el ambiente del juego son impecables. Puedes escuchar desde los pasos que realiza el protagonista hasta el sonido del agua corriendo por el río. La actuación de voz de los dos personajes es excelente, lo diálogos se escuchan naturales y encajan a la perfección, como resultado fue nominado como Mejor Actor/Actriz de voz en los VGA.

Firewatch es una propuesta muy bien realizada y con gran historia, realmente me sorprendió que lo tomaran en cuenta como uno de los mejores juegos independientes del año, debido a que muy pocos habían volteado a este título.

Los walking simulator no siempre serán aburridos si le añades una trama de calidad, detalles notables, entretenida dinámica y buenos actores de voz.

Esperaremos más de Campo Santo, porque prometen mucho los integrantes de dicho estudio.

BlueCobos

BlueCobos

Amante de los videojuegos, cine, anime y muchas más, exigente con la vida y conmigo mismo. Futuro periodista y critico.