En estas fechas de Navidad, fin de año, amistad y familia he tenido un pensamiento flotando en mi cabeza: Santa Claus, los regalos y los niños. Si bien esta época es para pasarla en familia y estar agradecido por todas las cosas que se nos ha dado a lo largo del año, no cabe duda que también es época de regalos y de ilusión.

¿Cuántos de nosotros nos emocionábamos al ver todos los regalos alrededor del árbol de Navidad? Esa emoción e ilusión puras, inocentes e infantiles son lo que me ha hecho pensar. Y he llegado a la conclusión que nosotros: los que leemos cómics y mangas, jugamos videojuegos, vemos películas y animes, compartimos esa ilusión con todos los niños que madrugan para abrir los regalos de Santa Claus.

Al fin y al cabo ¿cuál es el propósito de los videojuegos? ¿De los cómics y mangas? ¿De los animes y películas de ciencia ficción? Todos estos medios narrativos alimentan nuestra sed de exploración, descubrimiento, asombro e intriga por el mundo. Sólo basta con recordar lo que sentimos al ver Star Wars Rogue One hace poco (quienes la hayamos visto).

Ese sentimiento que tenemos todos nosotros y que nos une en blogs y páginas como Comicgram. Ese sentimiento que he sentido yo, por ejemplo, cuando descubrí que estaban filmando la trilogía de El Hobbit, cuando descubrí que iban a renovar la saga Star Wars con The Force Awakens, cuando vi el tráiler de The Legend of Zelda Breath of the Wild. Esa emoción por lo nuevo, por el descubrimiento de nuevos mundos, de saber qué habrá más allá del horizonte. Ese sentimiento que no he dejado de sentir desde que era niño.

Es un poco difícil de explicar. Yo recuerdo que siempre que viajaba con mi familia y acababa en un hotel lo que hacía con mis hermanos era abrir cada puerta y cada cajón. Aunque estuvieran completamente vacíos lo interesante era la emoción de descubrir una alacena en el baño, o un cajón en la mesita de noche. Y hace poco me di cuenta que ese sentimiento sigue vivo en mí y en mis hermanos. Mi hermano mayor compró un automóvil el mes pasado y, ¿qué hicimos todos? Buscar compartimientos y botones y luces, como lo hacíamos cuando éramos niños.

Y ese es precisamente el punto al que quiero llegar. Los cómics, videojuegos, animes, mangas, películas, juegos de mesa, etc. Todo aquello que nos une bajo este techo virtual de Comicgram (y real si han tenido la suerte de visitar la cafetería. PD: ¡Vayan!) no solo nos divierte y entretiene. Todo esto hace que no envejezcamos y no seamos personas cínicas como las que abundan en estos tiempos. Todo esto hace que sigamos siendo niños por dentro. Y gracias a esto podemos disfrutar de estas fechas como si no hubiera pasado el tiempo, aunque no haya regalos bajo nuestro pino, aunque estemos trabajando. Seguimos siendo niños.

Quiero desearles a todos ustedes lectores y al equipo de Comicgram que me han abierto la puerta tan amablemente que hayan pasado una muy feliz Navidad y que tengan un épico año 2017. Nunca crezcan, yo no lo haré. Gracias.

 

Imágenes: imagenesyfondos

Aquce

Aquce

Estudiante de Comunicación en la UANL, gamer desde nacimiento y cinéfilo por gusto. Me gusta la fantasía en libros, películas y videojuegos. Mi sagas favoritas son: A Song of Ice and Fire, The Legend of Zelda y The Lord of the Rings.