Anya y amiga fantasmaEstoy de regreso en este blog y vengo a platicarles de la primer novela gráfica que leí este año: Anya’s Ghost de la autora Vera Brosgol. Primero que nada, hablemos de qué se trata esta historia.

Anya es una adolescente poco sociable y a quien definitivamente le vendría bien un amigo. Cuando cae por accidente en un pozo situado en el bosque, no espera encontrar ahí una amiga y mucho menos una que ha estado muerta por varios siglos.

No siente que encaje bien en la escuela, se siente avergonzada por su familia y sus raíces, así como por su propio cuerpo, así que una amiga es justo lo que necesita para mejorar su vida, o eso es lo que ella cree.

Bueno, pues para empezar cuando reseño una novela gráfica me gusta dividirla en dos partes: la historia y el arte. Al fin de cuentas son factores diferentes que pueden afectar el que te guste o no la novela en general, algunas veces te puede gustar uno y no la otra, justo como me ocurrió a mí en esta ocasión.

Primero hablemos de la historia, que es lo que realmente le da cuerpo a esta novela. Cuando leí la sinopsis me llamó la atención, aunque me pareció un poco ‘creepy’; después comencé a ver varios videos de booktubers que la había leído y mencionaban que la historia estaba un poco espeluznante pero les gustó, así que decidí darle una oportunidad.

Al inicio la historia comienza muy simple y casi hasta ‘cliché’, una adolescente que siente que no encaja, es solitaria y está enamorada del popular de la escuela, que por cierto tiene una novia hermosa. Pero conforme avanza la trama y Anya conoce al fantasma que la acompañará por el resto de la historia, todo se torna un poco más escalofriante. No está precisamente de miedo como para no dormir en la noche, pero si te provoca cierta inquietud y cuando algo te provoca cualquier sentimiento entonces quiere decir que es bueno.

Anya

El ritmo es rápido y no sientes que los diálogos sean eternos, entonces eso hace que la lectura sea muy fluida. Me gustó mucho el personaje de Anya porque en algunas cosas me sentí identificada con ella, y me agradó mucho la evolución que tuvo hasta el final.

Aunque hablando del final, esa no fue mi parte favorita porque me pareció muy repentino y como que le faltó un poco más de detalles. En mi opinión, todo el problema se resolvió muy fácil, como si tratar con fantasmas fuera algo que se hace todos los días.

Ahora hablando del arte, simplemente me enamoré por completo de los personajes. Cuando leo una novela gráfica me gusta mucho que tengan dibujos muy pachoncitos y con muchas curvas, siento que los hacen más suaves a la vista. Y a pesar de que los tonos son entre gris, negro y medio lila, creo que la autora hizo un buen trabajo al respecto; logra plasmar claramente el lugar en el que se desarrolla la escena, así como los sentimientos de los personajes.

En resumen, no fue la mejor historia que haya leído pero en cuanto al arte es una de mis favoritas. Definitivamente la recomendaría si quieres leer algo ligero pero un tanto espeluznante.

¡Nos leemos pronto!

 

Imágenes: knowitalldeargoodokbadpinterest

Famine

Famine

Comunicóloga, pianista en proceso y amante de los libros, lo que me llevó a ser Blogger. Me he adentrado en el mundo de las novelas gráficas y me he perdido en él.